María Domenech - Ginecóloga
María Domenech - Ginecóloga

Información

Currículum Vitae

Consultorio

Atención personalizada

Especialidades

Contacto

Volver al Inicio


María Domenech - Ginecóloga - Llámenos


María Domenech - Ginecóloga - Nuestro consultorio
 

Artículos de interés

 

Patología vulvar

Patología Vulvar

Patología vulvar

La parte exterior del área genital femenina se llama vulva. La parte carnosa de esta área que queda directamente sobre el hueso del pubis se llama monte de venus. Los labios exteriores de la vulva se llaman labios mayores. Los labios interiores se llaman labios menores. El clítoris está ubicado al tope de los labios menores. En la mayoría de las mujeres, el clítoris es un centro de placer sexual. Está cubierto parcialmente por un pliegue de tejido llamado capuchón. El perine es el área entre el ano y la vagina. El vestíbulo se encuentra entre los labios interiores. La vagina y la uretra abren hacia el vestíbulo. Justo dentro del vestíbulo están las aberturas de las glándulas que producen la lubricación.

 

Cómo encontrar problemas de la vulva

 

De la misma manera que se examinan los senos o la piel para detectar cambios, debiera examinarse la vulva. Una buena manera de detectar problemas de la vulva es hacerse un examen de la vulva una vez al mes.

 

¿Por qué debo hacerme un examen?

 

El examen de la vulva le ayudará a estar consciente de cualquier cambio que podría indicar un problema. Este examen es aun más vital si nunca ha tenido un problema de la vulva. Algunos cambios de la vulva pueden ser indicios tempranos de cáncer:

 

¿Qué busco?

 

Cuando te examines la vulva, debes buscar:

· Enrojecimiento

· Hinchazón

· Manchas oscuras o claras

· Ampollas

· Protuberancias

· Cualquier otro cambio

Decile a tu médico si ves cualquier cambio o tenes algún síntoma que no desaparece. Los síntomas incluyen:

· Picazón

· Sangrado

· Malestar

· Ardor

Si sucede algún problema, es más probable que lo encuentres en una etapa temprana si te examinas regularmente.

 

Tipos de problemas de la vulva

 

Infecciones por levadura (hongos)

 

Las infecciones por levadura (hongos) constituyen el tipo más común de infección de la vulva. A menudo la vagina también está infectada.

Los síntomas de una infección por hongos incluyen enrojecimiento, picazón y un flujo blancuzco similar a leche cortada o ricota. También puede tener una sensación de ardor al orinar.

Para diagnosticar una infección por hongos, se puede tomar una muestra del flujo y examinarse bajo el microscopio. El tratamiento recomendado es la buena higiene y medicamentos fungicidas. Una crema o tableta pueden insertarse en la vagina o aplicarse a la piel de la vulva.

 

Dermatitis por contacto:

 

La dermatitis por contacto es ocasionada por irritación de la piel de la vulva. No siempre es fácil encontrar la causa.

Los síntomas principales de la dermatitis por contacto son enrojecimiento y picazón. Para diagnosticarla, su médico le examinará el área de la vulva y le hará preguntas sobre las cosas que entran en contacto con su vulva. Eliminar la fuente de la irritación es el primer paso del este problema.

 

Cuidado de la vulva

 

Para ayudar a eliminar ciertos problemas de la vulva o evitar que vuelvan a ocurrir, es posible que tu médico te pida que hagas lo siguiente:

· Mantener la vulva limpia y seca

· No uses pantalones ni ropa interior ajustados. Usa ropa interior sólo de algodón.

· No uses toallas sanitarias ni tampones con desodorantes o revestimiento de plástico

· No uses jabón perfumado o papel de inodoro perfumado

· No uses lavados íntimos ni desodorantes o talcos femeninos

· No duermas con ropa ajustada

 

Dermatitis por contacto

 

La dermatitis por contacto es ocasionada por irritación de la piel de la vulva. Puede ser ocasionada por:

· Papel higiénico perfumado o teñido

· Ropa interior o trajes de baño

· Jabones, detergentes o suavizadores de ropa

· Talco

· Desodorantes de higiene femenina

· Toallas sanitarias con desodorante

· Espumas, cremas o jaleas espermicidas

· Productos de goma como diafragmas o condones

 

Enfermedades de transmisión sexual

 

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) pueden afectar la vulva. Si sos sexualmente activa, la mejor manera de reducir la probabilidad de contraer o propagar una ETS es usar preservativo. Las ETS más comunes que afectan la vulva son las verrugas genitales y el herpes genital.

Verrugas genitales. Las verrugas genitales (condilomas), como las verrugas de otras partes del cuerpo, son causadas por el papiloma virus humano (HPV). Se propagan mediante el contacto sexual. Las verrugas aparecen en la vulva como manchas protuberantes y algunas veces enrojecidas que pueden doler o picar. Algunas veces puede haber un grupo de verrugas que parecen pequeños coliflores.

Las verrugas pueden tratarse con medicamento aplicado al área o cirugía para removerlas. El tipo de tratamiento depende de dónde se encuentren las verrugas.

Herpes genital. La infección del herpes genital es causada por el virus herpes simplex. Por lo general se propaga mediante el contacto sexual. A menudo hay síntomas leves, o están ausentes. En otros casos, los síntomas son graves.

La infección está caracterizada por llagas, ampollas o úlceras que aparecen en la vulva. Pueden durar de pocos días a varias semanas, al cabo de lo cual pueden desaparecer y regresar. Pueden causar dolor, malestar y picazón. Es posible que no existan síntomas al momento de la infección. Los brotes subsiguientes son menos severos que el brote inicial.

No hay cura para el herpes genital. Pero hay medicamentos que pueden ayudar a controlar los brotes, aliviar los síntomas y prevenir la propagación del virus.

 

Problemas en otras áreas

 

Los problemas que afectan otras partes del cuerpo también pueden afectar la vulva. Por ejemplo, la psoriasis es una enfermedad de la piel que puede aparecer en la vulva como manchas rojas, gruesas y escamosas que pueden tener picazón. Una señal temprana de la enfermedad de Crohn, en la que se forman úlceras en el sistema digestivo, puede manifestarse como llagas en la vulva. Las mujeres diabéticas a menudo tienen enfermedades por levadura.

Si se trata la enfermedad principal, a menudo los síntomas de la vulva también desaparecen. Si no, los síntomas de la vulva se tratan con cremas o ungüentos.

 

Vulvodinia

 

Vulvodinia significa "dolor en la vulva". Los síntomas de la vulvodinia incluyen quemazón, ardor, irritación o carne viva.

Para encontrar la causa, tu médico te hará preguntas sobre el dolor, te examinará la vulva para identificar áreas dolorosas, y es posible que tome una muestra del fluido de la vagina. Entonces, esta muestra se estudia bajo el microscopio para ver si tiene una infección. A menudo, las infecciones pueden tratarse con medicamentos.

Hay muchos métodos de tratamiento para aliviar los síntomas. No hay un método único que funcione todo el tiempo para todas las mujeres. La vulvodinia puede requerir tratamiento a largo plazo.

 

Distrofia vulvar

 

La distrofia vulvar es el desarrollo de piel anormal en la vulva. La piel puede ser demasiado fina (liquen escleroso), demasiado gruesa (hiperplasia) o una mezcla de ambas. Cuando es demasiado fina, la piel puede parecer papel fino y arrugado, y la abertura vaginal puede reducirse. Cuando es demasiado gruesa, pueden aparecer parches endurecidos en la vulva. Los síntomas incluyen enrojecimiento o emblanquecimiento, picazón y ardor.

Se puede realizar una biopsia para diagnosticar este problema. La distrofia vulvar requiere tratamiento a largo plazo con cremas o ungüentos que se frotan sobre el tejido vulvar.

 

Cáncer

 

La mayor parte de los tipos de cáncer de la vulva son tipos de cáncer de la piel. En sus formas más tempranas son precáncer. Precáncer significa que puede convertirse en cáncer si no se detecta y recibe tratamiento a tiempo. Si se encuentran células de piel en esta etapa, se llaman VIN (neoplasia intraepitelial vulvar). En etapas más avanzadas, el cáncer pueden volverse invasor (propagarse e invadir otras partes del cuerpo). Raras veces se desarrollan otros tipos de cáncer en la vulva.

· Melanoma, una forma avanzada de cáncer de la piel, puede ocurrir en la vulva. En la mayoría de los casos comienza con una masa pequeña que parece un lunar. La masa se agranda, cambia de color y se oscurece. Puede desarrollarse con forma irregular – no redonda – y es posible que sangre fácilmente. Cualquier protuberancia, mancha o masa en la vulva puede tener que ser extirpada.

· El adenocarcinoma puede surgir con una afección denominada el mal de Paget. Este cáncer puede parecer eczema (parches de piel enrojecida, escamosa y con picazón) en la vulva.

El cáncer de la vulva sucede con mayor frecuencia entre mujeres blancas mayores de 60 años de edad. Este tipo de cáncer sucede con mayor frecuencia en áreas de la vulva en las que hay una inflamación crónica o VIN. Los síntomas incluyen:

· Picazón en la vulva

· Ardor, dolor u otro malestar en el área

· Cambios en el color de la piel (partes de la vulva pueden verse blancas, rojas o de marrón a negro)

Algunas veces hay presente un tumor o una úlcera. Los nódulos linfáticos de la ingle también pueden estar agrandados.

El cáncer invasor de la vulva se diagnostica por biopsia. A menudo es necesario practicar una cirugía para remover todo el tejido canceroso. Al elegir el mejor tipo de cirugía, usted y su médico hablarán sobre el impacto de la misma en el funcionamiento sexual y la necesidad de extirpar todo el cáncer. Los tipos de cirugía incluyen:

· Escisión local amplia (extirpación del cáncer y un área de piel de apariencia normal alrededor del mismo)

· Vulvectomía (remoción de la vulva, incluyendo los labios vaginales y el clítoris)

El tipo de tratamiento que reciba dependerá de la etapa del cáncer. La terapia con radiación también puede usarse para tratar el cáncer. La quimioterapia puede usarse para tratar formas más severas de cáncer.

 

Por último...

 

El examen de la vulva puede ayudar a alertarte de problemas de la vulva. Habla con tu médico sobre cambios o síntomas que notes. Mientras más pronto busques tratamiento, mejores serán tus probabilidades de tratar el problema con éxito.

 

 

 

 

 

 

Volver a Patología vulvar

Volver a Especialidades Ginecológicas

 
Documento sin título

 

 

 

María Domenech | Ginecología y Obstetricia

Potosí 4292 - Tel.: 4981 7439 y 4981 7464

Desarrollado por Rodrigo Guidetti